Madrid.- La dominicana Yamilet Peña dio al público del pabellón Hanns Martin Schleyer de Stuttgart la primera alegría de los Mundiales de gimnasia artística al abrir la competición con un ‘produnova’, el salto más difícil del código, solo al alcance de un par de gimnastas más, aunque el resto del programa no le fue tan favorable.

Peña, una de las veteranas (26 años) del circuito que se resiste a retirarse, acabó su ‘produnova’ en pie, mérito suficiente para un ejercicio en el que la saltadora debe hacer tres mortales completos.

Sin una ejecución perfecta, pero más que correcta, su valentía le deparó a Peña 14,433 puntos que finalmente subieron al marcador, porque en su segundo intento, un ‘yurchenko’ con doble giro, se cayó y tuvo que bajar de la tarima con ayuda de su técnico (12,566 puntos).

Solo las gimnastas que aspiran a entrar en la final de salto, como es el caso de Peña, pueden hacer dos intentos de salto en la ronda de clasificación de los Mundiales, que comenzaron en la mañana de este viernes en Stuttgart (Alemania).

La campeona centroamericana y del Caribe se repuso de la caída y sumó luego 11,566 puntos en asimétricas. Pero volvió a caerse en la barra de equilibrios y no pudo finalizar el ejercicio.

Recibió solo 1,191 puntos y dijo adiós al concurso general. No hizo suelo, aparato en el que salió por República Dominicana Sandra Contreras (9,400). La otra componente del equipo, Camil Betances, acabó con 34,332 puntos tras recibir notas de 12,366 en salto, 6,633 en asimétricas, 8,100 en barra y 9,500 en suelo.
Con todo, Peña es provisionalmente primera en la clasificación parcial de salto, si bien aún deben hacer sus ejercicios de clasificación la mayoría de las participantes entre el viernes y el sábado. Solo después se sabrá si la dominicana figura entre las ocho finalistas de este aparato. En ese caso, con la final programada para el sábado 12 de octubre, Peña tendría más de una semana para reponerse de las posibles dolencias que le hayan causado sus caídas de la jornada inaugural.

Yamilet Peña, ´La Chiqui’, es mundialmente famosa en el entorno de la gimnasia por su ejecución del ‘produnova’. Acumula numerosas medallas panamericanas, centroamericanas y caribe y bolivarianas en salto.

Aunque ha ‘amenazado’ con la retirada en varias ocasiones, su objetivo es prolongar su carrera hasta los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Ahora compagina su propia preparación con la enseñanza de la gimnasia en una academia en el Ensanche Kennedy de Santo Domingo. Para lograr el billete a Tokio 2020 en Stuttgart tendría que entrar en la final de salto y acabar entre las tres mejores que no estén ya clasificadas.

Junto a Peña, la otra gran baza de la República Dominicana en los Mundiales es Audrys Nin, que en los recientes Juegos de Lima de proclamó campeón panamericano también en salto, una especialidad en la que Latinoamérica cuenta con grandes especialistas. Entre ellos, también el guatemalteco Jorge Vega, el chileno Tomás González o la mexicana Alexa Moreno, todos presentes en Stuttgart.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here