Videojuegos
Para jugar con PlayStation Portal es necesario disponer también de una PS5
Albert García
Barcelona
PlayStation Portal no es una consola portátil. Mientras Sony presenta este nuevo dispositivo como “un reproductor a distancia de PlayStation 5”, hay quienes se refieren a este producto como “un accesorio de juego en remoto” o, incluso, como “un mando de PS5 con pantalla”. Intentos de definición aparte, lo que está claro es que PlayStation Portal es una nueva pieza de hardware que requiere que el usuario disponga sí o sí de una PlayStation 5.
El nuevo dispositivo de Sony es de esos cuyo aspecto puede llevar a engaño. De hecho, no sería de extrañar que más de uno experimente una sonora decepción al encenderlo pensando que se trata de una estilosa PS5 portátil y acabe, en cambio, con un pisapapeles de 210 euros en las manos. Hecha esta aclaración, iniciamos nuestra valoración tras llevar unos días trasteando con el nuevo juguete de la compañía japonesa.
Aunque no lo parezca de entrada, PlayStation Portal es un dispositivo pensado para un público objetivo muy específico. Básicamente, aquellas personas con una PS5 que no siempre puedan jugar con ella debido a que la televisión está siendo utilizada por otro miembro de la familia. Este es el principal uso que se le puede dar a lo que no deja de ser un mando DualSense partido por la mitad con un panel LCD de 8 pulgadas 1080p incrustado en el medio, es decir, servir como pantalla secundaria.
Habrá quienes imaginen otros fines para el dispositivo, como llevárselo a la cama para echarse una última partida a Marvel’s Spider-Man 2 antes de irse a dormir o, incluso, quienes, incapaces de dejar de jugar, tengan la osadía de llevarse la máquina al lavabo. Sea como fuere, lo que hace este accesorio es conectarse a PS5 vía WiFi para retransmitir el juego, a lo que es lo mismo, en lugar de reproducir el contenido en la nube, es la consola del usuario la que corre el juego y hace las veces de servidor.
PlayStation Portal
Una pregunta recurrente es si PlayStation Portal puede sacarse de casa para jugar, y la respuesta es que sí. El único requisito para hacerlo es tener la consola en modo reposo, de manera que pueda activarse a distancia después de conectar el dispositivo a una red WiFi con buena velocidad de conexión. Cuanto más cerca esté el usuario del router, mejor será la señal del juego que recibirá el dispositivo. Asimismo, también es clave que PS5 esté conectada al router por cable. Nosotros mismos hemos probado la posibilidad de jugar a kilómetros de distancia de nuestra consola y, más allá de algunos sacrificios en la calidad de imagen y el tiempo de respuesta de controles (la famosa latencia), hemos podido jugar con cierta normalidad.
Es importante destacar que la capacidad de conectarse de forma remota de la que hace gala PlayStation Portal es exactamente lo mismo que puede hacerse desde hace una década con la función «Remote Play» que ya estaba presente en PS4. En este sentido, el aparato no ofrece nada realmente nuevo más allá de mejorar la experiencia con un dispositivo que ya viene de serie con las funciones hápticas y de vibración del mando DualSense de PS5.
PlayStation Portal no es compatible con auriculares Bluetooth, ni siquiera con los oficiales de PS5, solo con los nuevos ‘earbuds’ de PlayStation
Si bien PlayStation Portal se siente un accesorio robusto y de calidad, también tiene una serie de limitaciones que le restan versatilidad e interés. El más grave bajo nuestro parecer es la incapacidad de utilizar auriculares inalámbricos a través de la señal Bluetooth. De hecho, ni siquiera es compatible con los auriculares oficiales de PS5. Esto nos ha parecido una carencia flagrante ya que deja a los usuarios con solo dos opciones: utilizar auriculares con cable a través de la entrada minijack u optar por los nuevos earbuds de PlayStation, cuyo precio también supera la barrera de los doscientos euros.
Otra limitación sorprendente es que el dispositivo no pueda utilizarse como mando de PS5 sin necesidad de utilizar su propia pantalla. Siendo un dispositivo con un precio considerable, y teniendo todas las funciones del DualSense,  hubiese sido todo un detalle.
Otro aspecto decepcionante es su incapacidad de reproducir contenidos que no sean videojuegos. Por ejemplo, no es posible acceder a las aplicaciones de Netflix, HBO o YouTube de PS5 para ver una serie o una película, algo que disminuye enormemente las posibilidades de este producto. 
Sin embargo, el mayor problema que hemos experimentado tiene que ver con su pantalla táctil, que viene a sustituir la superficie táctil del mando de PS5. La forma de interactuar con esta superficie sensible al tacto nos ha parecido poco intuitiva en varios juegos que hemos probado, pero con Alan Wake 2, donde al parecer tiene algún tipo de bug o incompatibilidad, la experiencia se ha arruinado por completo.
La batería de PlayStation Portal está entre las 6-8 horas, una autonomía que puede variar según el volumen al que tengamos el dispositivo y la intensidad del brillo de la pantalla. A pesar de su considerable precio (219 euros), el dispositivo no incluye ningún tipo de funda en la caja. Sony tampoco ha anunciado una funda oficial, algo que hace pensar, una vez más, que este es un accesorio pensado casi exclusivamente para utilizar en el hogar como pantalla alternativa. Es curioso como PlayStation Portal puede definirse de formas muy distintas, pero, a la hora de la verdad, sus usos son muy limitados.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here