Bolsillo
Todo listo en el Teatro Real para el Sorteo Extraordinario de Navidad 2023
La Vanguardia
Barcelona
La suerte recorre España este viernes con el sorteo de la lotería de Navidad. Todos buscan ‘El Gordo’, el primer premio, al seguir el sorteo y comprobar su número. Hasta 400.000 euros al décimo para olvidarse de la hipoteca, comprar una casa o darse miles de caprichos. El primer ganador, en todo caso, serán la Agencia Tributaria y Hacienda, que dan un mordisco al premio en forma de impuestos. ¿De cuánto…?
Todos los premios organizados por la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado (Selae), incluido el sorteo especial de Navidad, están sujetos al pago de un gravamen especial en vigor desde 2013. Según la normativa vigente, todos los ganadores de un premio mayor a 40.000 euros tienen que pagar impuestos a Hacienda, en concreto el 20% que queda por encima de esa cantidad. 
Detalle de las bolas de madera en la tolva al comienzo del sorteo de ‘El Gordo’ de Navidad en el Teatro Real en Madrid.
El umbral de los 40.000 euros ha ido subiendo con los años, ya que en el 2019, antes del último cambio, eran 20.000 euros y años atrás eran 2.500.
Siguiendo esta premisa, en el caso del gordo de Navidad, el primer premio, por cada décimo premiado con 400.000 euros, quedarán exentos de impuestos los primeros 40.000 euros. De los 360.000 euros restantes, hay que tributar a Hacienda el 20%. Así, 72.000 euros serán para la Agencia Tributaria y el afortunado ganador recibe limpios 328.000 euros.
En el segundo premio, dotado con 125.000 euros por décimo, se pagarán impuestos sobre 85.000 euros (una vez restados los 40.000 que están exentos). Hacienda se quedará con 17.000 euros del total y el ganador recibirá 108.000 euros limpios.
En el caso de los ganadores de los 50.000 euros al décimo del tercer premio, la fórmula es la misma. Si 40.000 euros están exentos, a Hacienda se le paga el 20% de 10.000, es decir, 2.000 euros. El afortunado se lleva por tanto 48.000 euros.
El resto de premios -como los 20.000 euros al cuarto premio o los 6.000 al quinto- quedan exentos de impuestos al no superar el máximo exento de 40.000 euros.
Este impuesto se aplica en forma de retención a cuenta, es decir, que la propia Selae detraerá del premio -ya sea décimo, fracción o cupón de lotería- el gravamen correspondiente en el momento del pago, de manera que los ganadores no tendrán que realizar ningún trámite adicional y recibirán el pago limpio por cada décimo, aunque se tenga más de uno. 
Los premios de la lotería de Navidad no tienen repercusión en la base imponible del IRPF, no hay que incluirlos en la declaración de la renta.
En el caso de premios compartidos en los que el premio se reparte entre todos los participantes, se deben distribuir los 40.000 euros que están exentos entre todos los beneficiarios en proporción a su porcentaje de participación, se apunta desde la Agencia Tributaria.
La persona que proceda al reparto del premio debe figurar como beneficiario único (o como gestor de cobro) por haberlo manifestado así en el momento del cobro del premio. Este deberá estar en condiciones de acreditar ante la Administración Tributaria que el premio ha sido repartido a los titulares de participaciones, siendo por tanto necesaria la identificación de cada ganador, así como de su porcentaje de participación.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here