No hay muchas leyendas de la NBA que aprueben la corriente actual de los superequipos, con Durant yendo a Warriors y Nets o con LeBron yendo a los Heat en los últimos tiempos. Uno de los que son críticos y tiene una voz con bastante volumen en la opinión pública es Shaquille O’Neal, uno de los analistas principales de la Liga en televisión. Ha sido, sin embargo, en un podcast donde ha querido ejemplificar con su persona por qué cree que esta tendencia podría haber hecho más daño durante generaciones precedentes

En Big Shot Bob, con un Robert Horry que además conoce el éxito en los dos equipos a los que él se refiere, ‘Diesel’ aporta una posibilidad de sus mejores años para hacer ver que, según su postura, no es el camino a tomar: «Yo me habría ido a jugar con Tim Duncan y David Robinson en los Spurs. Soy de San Antonio. Podría haber ido allí y jugar y ganar. Pero yo no, pensé que no. Quería vencerles y lo hice»

No queda clara a qué año se refiere exactamente, ya que hay varias posibilidades. Cuando fue agente libre por primera vez, en 1996, fue el momento en el que firmó aquel contratazo con los Lakers, recién salido de los Magic, por siete años, hasta 2003, cuando fue agente libre otra vez y renovó con el equipo angelino. En la primera vez no estaba Duncan y en la segunda el que estaba cogiendo la puerta de salida era Robinson. Mediante un traspaso, el que luego se produjo a los Heat por las fricciones con Kobe Bryant, también se podría haber dado aquel gran movimiento. 

Los Spurs, después de un mal inicio con Gregg Popovich a la cabeza, cogieron velocidad de crucero en la Liga tras la segunda retirada de Michael Jordan. Ganaron en 1999, en la temporada acortada por el cierre patronal, y luego los Lakers en los que estaba Shaq cogieron el relevo con un triplete histórico. Los texanos volvieron a reinar en 2003, ya con Parker y Ginobili en plantilla y con Duncan cogiendo el relevo de Robinson como figura de responsabilidad más importante, un éxito que se transformó en dinastía al ganar tres títulos más en los siguientes once años. 

Pese a que no nació allí e incluso emigró a Alemania junto a su padrastro, que era militar, se estableció en su etapa de formación en San Antonio, de ahí la reflexión sobre los Spurs. Jugó allí en su etapa de high school, aunque donde ya marcó unas diferencias enormes fue en sus años en LSU (que le llevaron a ser el número uno del Draft 1992). 

La unión a la que se refiere hubiese pido aprovecharse poco ya que los tres eran interiores y sólo habría habido dos puestos de titulares para ellos. David Robinson formó parte del Dream Team y se pasó toda la vida en los Spurs, al igual que Tim Duncan. En el caso de Shaq hablamos de un dominio aterrador de las zonas durante sus primeros diez años, a títulos con dos equipos distintos y a hasta 15 presencias en el All-Star, además de una personalidad arrolladora que le ha llevado a tener una continuidad en la vida de la NBA en los cursos sucesivos a su retirada como jugador.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here