Cambio en el caso de Brittney Griner (31 años y 2,06 m). El Gobierno de Estados Unidos ha cambiado su estatus y ahora entiende que la pívot de la WNBA fue detenida injustamente por Rusia, según ESPN. En cualquier caso, no se la considera una rehén, una clasificación legal diferente. ¿Qué significa? Dos cosas. Por un lado, que las autoridades norteamericanas no van a esperar a que su caso se juzgue en los tribunales rusos, sino que negociaran para traerla de vuelta a casa.

Y, por el otro, que el entorno de Griner y las jugadoras de la WNBA dejarán el perfil bajo, solicitado por las autoridades para evitar que Vladimir Putin, presidente ruso, considerase a la detenida un activo valioso durante la invasión a Ucrania, y podrán atraer tanta atención sobre el caso como crean conveniente.

“Brittney ha estado detenida durante 75 días y nuestras expectativas es que la Casa Blanca haga lo que sea necesario para traerla a casa”, asegura en un comunicado a la ESPN Lindsay Kagawa Colas, agente de Griner, arrestada en el aeropuerto de Moscú (previo paso para llegar a Ekaterimburgo, donde juega, el pasado mes de febrero (se tardó un mes en que la información saliera a la luz) por llevar en su equipaje sustancias prohibidas, un líquido derivado del cannabis para usar en un vaporizador. Se enfrenta a cinco años en un campo de trabajos forzados.

Presión desde la WNBA

Ambas opciones ya se han puesto ha rodar. Para la primera, Roger Carstens, enviado presidencial especial para asuntos de rehenes, liderará el equipo interagencias para asegurar su liberación. Los comités del Congreso de Estados Unidos afectados serán informados el lunes y la oficina consular, que monitoreaba el caso sin intervenir, quedará a un lado.

Para la segunda, la familia de Griner informó que ha contratado a Bill Richardson, exembajador del país ante las Naciones Unidas, quien ha trabajado de forma privada durante años como negociador internacional de rehenes. Además, la WNBA pondrá una calcomanía especial con las iniciales y el número de Griner en las pistas de sus doce equipos para expresar su apoyo a la jugadora de las Phoenix Mercury.

Optimismo

Nos sentimos muy bien al respecto«, dijo una fuente cercana a la internacional estadounidense. “Pero también sabemos que puede prolongarse, por lo que no queremos tener demasiadas esperanzas”.

El optimismo, aunque moderado, en el entorno de la jugadora ha crecido tras la liberación del exmarine estadounidense Trevor Reed, detenido en Rusia en 2019. El militar fue intercambiado por un ciudadano ruso que había sido condenado por tráfico de drogas. El acuerdo fue una señal de que, a pesar de la actual guerra en Ucrania, hay todavía un canal diplomático abierto entre ambos países.

Carrera de Griner

Griner fue campeona de la WNBA en 2014 con los Phoenix Mercury, equipo que la eligió con el número 1 del draft un año antes. Con la selección de Estados Unidos ha ganado los dos últimos oros olímpicos (Río 2016 y Tokio 2020) y los dos últimos Mundiales (Turquía 2014 y España 2018).

En cuantos a reconocimientos personal, Gringer ha sido una de las jugadoras más exitosas de la última década: dos veces mejor defensora de la WNBA, dos veces máxima anotadora y ocho veces máxima taponadora, ha sido elegida en tres ocasiones en el mejor quinteto de la Liga y ha jugado siete veces el All Star. Además, fue incluida entre las 25 mejores jugadoras de la historia de la WNBA en la lista elaborada el año pasado con motivo del 25 aniversario de la liga estadounidense.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here