Stephen Curry solo ha salido desde el banquillo 10 veces en su carrera. Una anomalía, una novedad que se ha repetido en el duelo inicial ante los Nuggets solo por cuarta vez en playoffs. Una decisión que Steve Kerr anunció antes del partido y que responde al cuidado que se tiene que hacer del físico del base, lesionado el pasado de marzo y cuya recuperación se ha enfocado en todo momento al inicio de la fase final. El plan ha salido bien para los Warriors, que se han estrenado con victoria ante los Nuggets de Nikola Jokic. Es la primera victoria en playoffs para ellos desde 2019, cuando cayeron derrotados ante los Raptors en las Finales, las últimas de su inabarcable dinastía. Ahora, tres años después, buscan una nueva oportunidad. Y todo depende del argumento más repetido estos últimos años: sus estrellas tienen que estar sanas.

Draymond Green, Klay Thompson y el propio Curry volvieron a coincidir en una pista de baloncesto en playoffs, también por primera vez desde 2018. Y también jugó, otro guiño para nostálgicos. Y el primer partido que los Warriors juegan en la fase final en el Chase Center, tras abandonar con ese amargo final el añorado Oracle que tantos momentos históricos ha dado. En la burbuja de Orlando, lesiones y movimientos mediante (la salida de Kevin Durant a la cabeza), no participaron. Y el año pasado cayeron en el play-in, primero ante los Lakers (fuera) y luego contra los Grizzlies (en casa). Un balance pobre en dos temporadas que han servido para que Klay Thompson se recupere de su larga ausencia y los engranajes puedan volver a funcionar de una forma, al menos, aceptable.

Los Warriors rompieron el partido en el segundo y tercer periodo, cuando anotaron un espectacular parcial de 64-43. Sin respuestas más allá de Nikola Jokic y con la ausencia de Jamal Murray (que estuvo en el banquillo vestido con traje de faena), los Nuggets deberán plantar cara en esta serie desde la defensa o no podrán tener ninguna posibilidad: recibieron 123 puntos en total, más de 30 en los tres últimos cuartos y más de 25 en todos ellos. También permitieron que los Warriors anotaran casi un 46% en triples y que superaran, claro, el 50% en tiros de campo. La circulación de balón de los loclaes fue fantástica (33 asistencias) y también ganaron la batalla bajo los aros (41-35). En otras palabras: así los Nuggets no pueden ganar la serie. Es imposible.

Y, entre todo esto, emergió Jordan Poole. Fue el héroe de los Warriors igual que lo ha sido en muchos partidos de marcadas ausencias del equipo de Steve Kerr: 30 puntos con 9 de 13 en tiros de campo y 5 de 7 en triples, una actuación formidable y espectacular de muy pocos fallos y mucha seguridad. Curry, que disputó poco más de 20 minutos todavía con restricciones en ese aspecto, se fue a 16 tantos, Klay consiguió 19 con 5 de 10 en triples y Draymond se fue a 12, con 6 rebotes y 9 asistencias, polivalente y polifacético a partes iguales. Solo Poole superó los 30 minutos de juego (30:06), otra buena noticia para un Kerr que querrá mantener a sus jugadores frescos a toda costa en unos playoffs que, bien lo sabe él, pueden ser muy largos. Y la conexión con el público fue tan buena en el Chase Center como en su día lo fue en el Oracle.

La actuación de Jokic fue la habitual, aunque la apatía del serbio fue mayor que en ciertos momentos de la regular season: 25 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias para el center. Will Barton se fue a 24 puntos (10 de 18 en tiros de campo), Monte Morris a 10 y Bones Hyland a otros 10. Poca cosa de la intendencia, minutos contradictorios de DeMarcus Cousins (7+2+2 en casi 10 minutos y expulsado con dos técnicas), con buena ofensiva pero dificultades para proteger la zona y una inferioridad supina en un partido en el que llegaron a ir perdiendo de 24 puntos y maquillaron el resultado al final. Mike Malone tendrá que hacer reflexión interna para evitarlos triples liberados y las canastas fáciles y llevar el partido a menos puntos para poder rascar una victoria y poder meter el miedo en el cuerpo a los Warriors. Y, en medio de todo el embrollo, Facundo Campazzo cumplió su sanción. Ahí queda eso.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here