Malas noticias para Milwaukee Bucks, actual campeón de la NBA, y para Phoenix Suns, último finalista. Ambos, junto a los Boston Celtics, parecían los grandes candidatos a llevarse el anillo de este año, pero dos lesiones producidas en sus respectivos últimos encuentros de playoffs amenazan muy seriamente el camino de ambos hacia el título.

Los Milwaukee Bucks pueden quedarse sin Khris Middleton un mes. El alero se lesionó en el segundo partido ante los Chicago Bulls. Sufrió un esguince en el ligamento interno de su rodilla y a falta de confirmación oficial, el periodista experto en información de los Bucks, Darío Meléndez, asegura que según fuentes de la franquicia la baja de Middleton se va a alargar entre tres y cuatro semanas. Una noticia devastadora para un equipo que va 1-1 en la primera ronda ante los Bulls, donde parece que va a tener que sudar más de lo esperado para superar a su rival. Y, lo más importante, de cara a unas hipotéticas semifinales de conferencia, donde les esperarían los Celtics o los Nets (ganan los de Boston 2-0), tampoco podrían contar con uno de los dos escuderos de Giannis Antetokounmpo. En una eliminatoria de esa exigencia su baja puede ser decisiva.

En cuanto a los Phoenix Suns, es Devin Booker el que va a estar en el dique seco durante dos o tres semanas. Así lo ha adelantado Brian Windhorst, de ESPN, después de confirmarse en las pruebas médicas una lesión de grado 1 en los isquios de la pierna derecha. La dolencia también se produjo durante el último encuentro de los Suns, que acabaron perdiendo con los New Orleans Pelicans y que ha igualado la eliminatoria a uno. Con este tiempo de baja el escolta, máximo anotador del equipo de Arizona, no podrá jugar más partidos de esta serie y se perdería alguno de semifinales de conferencia, si es que los Suns avanzan. En la siguiente ronda les esperaría los Jazz o los Mavericks (de momento van 1-1). La ausencia de Booker, aparte de lo que se pierde sin él, también obligará a jugar más minutos de los necesarios a la otra gran estrella del equipo, Chris Paul. El base, que en mayo cumple 37 años, puede tener problemas físicas y cansancio acumulado al final de los playoffs si su equipo consigue llegar hasta las Finales, como ya ocurrió la pasada temporada.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here