La figura del fideicomiso, desde sus inicios, ha sido la herramienta legal por excelencia en su uso, principalmente en nuestro país. Es por esto, que Ley 189-11 enumera diversas opciones que le permite al ciudadano y a sus representantes legales diversas formas de resguardo sus bienes en general, dependiendo del alcance, objeto y tipo de fideicomiso a ser seleccionado por la parte interesada.

 

El resguardo de los bienes, en virtud de que no sean tocados por terceros bajo mala fe, o por embargo para cobro de deudas y hasta su venta sin el debido consentimiento, son aquellas situaciones en donde las personas que poseen bienes muebles e inmuebles buscan la manera de que sean debidamente asesoradas para asegurar lo obtenido durante años de trabajo.

En el transcurrir de los tiempos, hemos visto diversas historias de problemas entre familias por motivos de distribución de herencias paternales o maritales, en virtud de ello, hacemos de conocimiento de que el fideicomiso ofrece una solución anticipada para que ninguno de sus bienes muebles e inmuebles no pasen por las situaciones regulares e incomodas al momento de que cada heredero reciba lo que le toca y en el tiempo dispuesto por quien ha plasmado su voluntad en un documento bajo firma privada llamado Testamento, hablamos del Fideicomiso de Planificación Sucesoral.

 

Es importante aclarar, de acuerdo a lo mencionado en el articulo 8 de la Ley 189-11 sobre la afectación de los bienes que integran el patrimonio fideicomitido, en donde indica que los bienes que forman dicho patrimonio, pudieran ser objeto de obligación, siempre y cuando el Fideicomitente (cliente) haya asumido un crédito posterior a la constitución del fideicomiso y colocando en garantía dichos bienes muebles e inmuebles.

 

El articulo 55 de la Ley antes mencionada, establece que el Fideicomiso de Planificación Sucesoral podrá ser constituido mediante esta herramienta jurídica y bajo la administración de la entidad fiduciaria de su elección. Una vez tomada la decisión sobre la constitución y selección de este tipo de fideicomiso, el o los Fideicomitentes podrán establecer con posterioridad la constitución del mismo y las instrucciones que formarán parte de la voluntad que desea plasmar en el Contrato de Fideicomiso por el Fideicomitente, derivado  de los bienes fideicomitidos en beneficio de sus sucesores o causahabientes y legatarios al momento del fallecimiento del Fideicomitente. Cuando se completa la constitución del Fideicomiso, se resguardará bajo estricta seguridad el Testamento que suscribe la voluntad del Fideicomitente fallecido y el Contrato de Fideicomiso hasta el tiempo establecido en vida para la entrega de los bienes a los herederos.

 

___________________________

 

Referencias

 

República Dominicana. Congreso Nacional, (2011). Ley de Desarrollo del Mercado Hipotecario y Fideicomiso en República Dominicana, promulgada el 16 de julio del 2011. Santo Domingo, Distrito Nacional.

 

_____________________________________

Por Josué del Orbe

La entrada El Fideicomiso de Planificación Sucesoral se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here