Barcelona
Mike Blackman, director general del salón audiovisual ISE, durante la presentación de la próxima edición en Fira de Barcelona
David Guerrero
Barcelona
El crecimiento de los congresos profesionales acostumbra a ser paulatino, pero la consolidación del salón audiovisual ISE en Barcelona está dándose a una velocidad endiablada. El aumento de espacio ocupado y de visitantes ha sido constante desde que el evento de referencia a nivel europeo en el sector aterrizó en el recinto ferial Gran Via de l’Hospitalet en el 2021, cuando las mascarillas y la distancia de seguridad aún estaban a la orden del día.
Lejos queda ese momento ahora que los organizadores del Integrated Systems Europe (ISE) celebran su vigésimo aniversario y recuerdan con una mezcla de nostalgia y orgullo el pequeño formato de la primera edición, que tuvo lugar en Ginebra en el 2004. Años después fue creciendo en Amsterdam y desde que decidió mudarse a Barcelona el salón se ha hecho mayor y ahora pega el estirón definitivo a las puertas de entrar en la maravillosa década de los 20.
El espacio expositivo alcanzará los 82.000 metros cuadrados netos, un 30% más que el año pasado. Nunca había sido tan grande. Esto se traduce en ocho pabellones feriales ocupados, algunos llenos completamente, otros de manera parcial. Es una imagen que solo está al alcance de los grandes salones, como Alimentaria y su primo mayor, el Mobile World Congress (MWC), que llegará justo un mes después también con la voluntad de ocupar todo el espacio disponible.
Antes del veterano MWC, el aún recién llegado ISE espera reunir a 1.340 expositores de medio mundo entre el martes 30 de enero y el viernes 2 de febrero. Estarán la gran mayoría de los que ya vinieron el año pasado y 80 nuevos. Entre las empresas asistentes se encuentran multinacionales como Epson, LG, Samsung o Panasonic y representantes de la industria local Como Alfalite, Sono y Televés.
Todo ello se espera que impulse el número de asistentes, una tendencia más difícil de predecir desde los años de la pandemia ya que los registros ahora no se hacen con tanta antelación como antaño. Aún así, los organizadores están convencidos de que podrán superar los 58.107 visitantes profesionales del año pasado.
El goteo de registros que va consultando desde su tableta el director general del evento, Mike Blackman, le llevan a hablar del “mejor ISE de la historia” sin un ápice de soberbia, convencido del trabajo hecho durante los últimos meses para obtener los buenos resultados en esta edición y las venideras. 
“Barcelona es una ciudad con todos los elementos para ser nuestra casa a largo plazo, tenemos la aspiración de cultivar una larga relación y dejar impacto en la ciudad”, remarca Blackman, curándose en salud ante los cantos de sirena que aparecerán tarde o temprano cuando las otras ciudades vean el éxito del salón.
Mike Blackman, director del salón audiovisual ISE, durante la presentación del congreso
La internacionalidad del evento será bien visible por la gran cantidad de congresistas chinos que se esperan. Son la nacionalidad más numerosa entre los registrados a dos semanas de la apertura de puertas del salón. El objetivo de la organización es que el ISE sea el lugar al que ir y desde el que se pueda intercambiar experiencias y hacer negocio con ambos lados del globo. En ese sentido, junto al Ayuntamiento de Barcelona y la agencia de competitividad de la Generalitat Acció, se celebrará por primera vez el European-Latin American AV Summit, un punto de encuentro durante dos días entre los profesionales de los dos continentes.
También habrá numerosas ponencias profesionales. Entre las más destacadas del amplio programa se encuentra la de Sharmeen Obaid Chinoy, directora de cine ganadora de dos Oscar que será la encargada de ponerse al frente de la próxima película de la saga Star Wars. Además, como no podía ser de otra manera este año en Barcelona, la Copa del América estará presente y navegará entre los contenidos del salón.
El pabellón de entrada al recinto Gran Via de Fira de Barcelona estrenará para el ISE una de las pantallas led más grandes de España. Cuando acabe el salón no se desmontará, sino que se convertirá en un elemento permanente de la feria que podrá ser utilizado por otros salones que tengan lugar allí. 

Será a través de esa innovadora pantalla con una transparencia del 80% donde el miércoles 31 de febrero el artista digital Jeroen van Most llevará a cabo un espectáculo visual abierto a toda la ciudadanía. Antes, el fin de semana del 27 y 28 de enero, habrá un mapping en la fachada de la Casa Batlló a cargo de la artista Sofia Crespo.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here