Comunidad Valenciana
El president de la Generalitat, Carlos Mazón (dcha), junto al presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, tras la reunión de ayer. 
Neus Navarro
València
El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, visitaba ayer València y la primera parada fue en el Palau de la Generalitat, donde mostró «sintonía» con las políticas del Ejecutivo de Carlos Mazón, como así explicitó el mismo presidente valenciano. Su visita era casi de vuelta, pues el día anterior (miércoles), la CEV, que ayer actuaba de anfitriona, había acudido a la sede de la patronal en Madrid para reclamar al Gobierno ayudas para el maltrecho sector de la cerámica.
«Lo que pase en el territorio de la Comunidad Valenciana es fundamental», espetó Garamendi a propósito del azulejo. Posteriormente, y a preguntas de los periodistas, evitó postularse sobre si se debería cambiar la normativa de la Ley Crea y Crece -que penaliza la morosidad- para facilitar las ayudas a la cerámica. «Tenemos muy claro que el azulejero es un sector al que hay que ayudar, pero excepciones… Las excepciones y las leyes no son compatibles», dijo el empresario.
Donde no mostró tibieza el presidente de la patronal española fue en mostrar su apoyo a las peticiones hídricas de la Comunidad Valenciana, donde recientemente la CEV presentó un balance de necesarias inversiones (cifradas en  2.264 millones de euros para el desarrollo socioeconómico de la Comunidad Valenciana) al que dio apoyo el Consell. «Reivindicamos esa solidaridad desde el plano del Estado con respecto al agua», manifestó Garamendi, que también reclamó que «se estudie de forma técnica las realidad y cómo se puede gestionar el debate» que, opina, «debería estar encima de la mesa por encima de grandes debates identitarios». 
La cuestión del agua, que ya se traduce en una sequía que deja restricciones en Catalunya y muy probablemente pronto también en Andalucía, es para el jefe del Consell «un problema industrial, turístico y transversal, porque el agua forma parte y nos pertenece a todos». Y es por eso que Mazón auguró la misma batalla en este ámbito que la dada con el Puerto de València -«la daremos con el agua en el sur, el Puerto en Valencia y la crisis de la cerámica en Castellón»-, infraestructura que también acudió a visitar el presidente de la CEOE ayer. 
La CEV celebró ayer en el Puerto de Valencia la reunión conjunta de la Junta Directiva y del Comité Ejecutivo, que contó con la participación del presidente de CEOE y de la presidenta de la APV. 
El Puerto y la cerámica fueron dos cuestiones destacadas por Salvador Navarro, presidente de la patronal valenciana. Navarro, que presidió la reunión conjunta de la Junta Directiva y del Comité Ejecutivo de la CEV en el Puerto con presencia de Garamendi y de la presidenta de la Autoridad Portuaria, Mar Chao, recalcó que el puerto de València «es el número 1 de España y es también por eso el puerto de España».
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here