Emprendedores
La marca ha abierto su primera tienda propia en Barcelona
Lorena Farràs Pérez
Mientras recordaban los exóticos regalos que su madre les traía cada vez que volvían de un viaje, las hermanas gemelas Sayana y Claudia Durany Clarasó tuvieron la idea de crear su propia marca de ropa y complementos. Fue en un vuelo entre Londres, ciudad en la que estudiaban, y su ciudad natal, Barcelona. En un inicio, iba a ser el proyecto de final de carrera de Sayana, quien estudió Fashion Business, pero la formación en finanzas de Claudia y la pasión por la moda de ambas les llevaron a fundar Gimaguas en el 2018, con 22 años.
Las hermanas llevan la emprendeduría en su ADN. Sus padres son Montse Clarasó y Sergio Durany, los fundadores de la cadena de tiendas Natura, conocida por sus artículos de todas partes del mundo. Esta herencia marcó los inicios de Gimaguas. “Empezamos colaborando con artesanos y artistas de India y Sudamérica, pero para poder escalar el negocio hemos trasladado la mayor parte de la producción a Igualada”, explica Sayana.
La marca viene de jimaguas, que es como llaman en Cuba a las gemelas como Sayana y Claudia
Se autodefinen como “una marca para gente que es feliz con el estilo de vida y el clima mediterráneos”, que tanto echaron de menos cuando estuvieron en Londres. Comercializan a través de su página web, a la que han ido sumando unos 30 puntos de ventas físicos de terceros en todo el mundo y su primera tienda propia en Barcelona, abierta hace unas pocas semanas. “Nuestro foco son las ventas en línea, pero queremos contar con tiendas físicas en las principales ciudades del mundo para posicionar la marca”, señala Claudia. Su principal mercado es Estados Unidos, con el 30% de las ventas, seguido del Reino Unido. Las hermanas, que cuentan con una plantilla de unas 25 personas, tienen previsto facturar 6,5 millones de euros en el 2023.
Por si se lo estaban preguntando: jimaguas es como llaman a las gemelas en Cuba, país que las hermanas visitaron de pequeñas.
El primer establecimiento físico de Gimaguas, ubicado en la calle Rosselló de Barcelona, no pasa desapercibido. El espacio está envuelto en un tejido de hormigón petrificado y tiene un tobogán acuático en su interior. Los ideólogos son Guillermo Santoma y el estudio Test Barcelona.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here