SANTO DOMINGO.- La Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED), el Consejo Unificado de las Empresas Distribuidoras de Electricidad (CUEDE) y la Empresa Distribuidora de Electricidad del Norte (EDENORTE) informaron que para mantener en óptimas condiciones la infraestructura eléctrica nacional, realizan un amplio programa de trabajo para mejorar el servicio eléctrico de todo el país.

Explicaron que con esos trabajos se procura también garantizar un transporte de energía en alta tensión, acorde a los requerimientos del país y que por ese motivo ocurrieron las interrupciones al servicio eléctrico el 7 de agosto en varias provincias.

La información la dio a conocer el administrador de la ETED, Martín Robles, junto al vicepresidente de CUEDE, Andrés Astacio y el gerente General de EDENORTE, Andrés Cueto Rosario.

Robles explicó que el trabajo de interconexión de la nueva subestación Bonao III que realiza la ETED, implica dejar de transmitir energía a través de las líneas que van desde Canabacoa a Piedra Blanca y desde Piedra Blanca a Julio Sauri.

Precisó que estos trabajos que se realizan afectaron diferentes puntos del país, en especial las provincias Espaillat, La Vega, Santiago, Duarte y Monseñor Nouel.

“Este trabajo de interconexión dará una mayor estabilidad energética a la zona Norte con cuatro nuevas líneas 345 kV: Bonao III – Naranjo L1 y L2; y Bonao III – Julio Sauri L1 y L2, así como las unidades de Generación Quisqueya 1 y 2 operarán con una mayor y mejor confiabilidad en el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado”, manifestó.

Sostuvo que con la entrada en funcionamiento de esta nueva estación se podrá duplicar la capacidad de transporte de energía a la región norte “y así acabaremos definitivamente con el viejo problema de las interrupciones del servicio eléctrico por restricciones de línea”.

Dijo que estos trabajos, que llevaban varios años de retraso, estarán terminados este domingo, lo que permitirá normalizar el servicio eléctrico en la zona.