EL NUEVO DIARIO, NEW ORLEANS.- La temporada de los New Orleans Pelicans está siendo extraña. Ocupan posiciones de acceso directo a playoffs en el Oeste, pero emanan cierta sensación de irregularidad. Sobre todo después de que el año pasado, por tramos, pareciese un equipo preparado para asaltar la aristocracia de la conferencia. Brandon Ingram ejemplifica las conclusiones tibias que se sacan con el estado del proyecto, protagonizando un buen curso en general pero algo lejos del nivel All-Star que se espera de él.

Su situación en NOLA es complicada. De ello habla Brian Windhorst en su último podcast para ESPN. A Ingram le resta esta y otra temporada de contrato, y podría firmar una extensión en esta misma offseason. El periodista asegura que el plan del alero antes de empezar el curso era continuar en Pelicans y rendir a nivel All-NBA para asegurarse un super máximo que firmar el próximo verano.

Su nivel está lejos de meterse en uno de los mejores quintetos del año, pero sus pretensiones siguen siendo asegurar el mejor contrato posible. Algo que Nueva Orleans quizás no esté dispuesto a procurarle. Windhorst define esta tesitura como una situación de posible ‘máximo estrés’ en la próxima temporada estival. Ya que las posturas de jugador y franquicia, en principio, partirían de puntos bastante diferentes. De lo cual cabe deducir que puede que los Pelicans piensen que la actual configuración del equipo no es suficiente para seguir conquistando objetivos. Así, si no se encuentra una solución conjunta, no sería extraño ver a Ingram en el mercado de traspasos.

La entrada Ingram y los Pelicans podrían seguir caminos separados en verano se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here