Washington, 1 mar Los republicanos acusaron este martes al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de haber devuelto al país a finales de los 70 o principios de los 80 del siglo pasado, en su respuesta al discurso del mandatario sobre el estado de la Unión. La gobernadora de Iowa, la republicana Kim Reynolds, ofreció su réplica al discurso del presidente desde Des Moines, capital de su estado, donde dibujó un panorama desolador del país bajo el mandato de Biden. Indicó que, bajo la Administración del presidente demócrata, EE.UU. ha regresado a finales de la década de los 70 o principios de los 80, «cuando la inflación desbocada golpeaba a las familias, la ola de crímenes violentos aplastaba nuestras ciudades y el Ejército soviético intentaba redibujar el mapa mundial». La gobernadora subrayó que «la desastrosa retirada de Afganistán», que culminó a finales de agosto pasado, «supuso algo más que el coste de vidas estadounidenses, traicionó a los aliados y animó a los enemigos», sin mencionar que fue el predecesor de Biden, el republicano Donald Trump, quien acordó ese repliegue con los talibanes. Reynolds recordó que Rusia ha lanzado una invasión militar de Ucrania, «un ataque contra la democracia, la libertad y el imperio de la ley». En su opinión, «el enfoque del presidente en la política internacional ha sido demasiado poco, demasiado tarde» y consideró que EE.UU. no puede proyectar fortaleza en el exterior si es débil en casa. Reynolds arremetió contra Biden por la elevada inflación que azota el país y señaló que el presidente cree que se trata de «un problema de la clase alta», cuando en realidad «es un problema de todo el mundo». La gobernadora se quejó de que Biden y los demócratas en el Congreso hayan pasado el último año «ignorando los problemas que afrontan los estadounidenses o empeorándolos». «Se les advirtió de que gastar billones (de dólares) llevaría a una inflación creciente», lamentó Reynolds en referencia al plan de estímulo aprobado en marzo pasado y al de infraestructuras que recibió el visto del Congreso en noviembre. Los republicanos criticaron, además, al mandatario por su gestión de la pandemia y para ello tiraron de populismo y mezclaron la covid-19 con la inmigración. «La Administración de Biden requiere vacunas a los estadounidenses que quieren ir a trabajar o proteger este país, pero no a los migrantes que cruzan la frontera ilegalmente», dijo Reynolds, quien agregó que el Departamento de Justicia «trata a los padres como terroristas domésticos», lo que no hace con los ladrones. En este punto, expresó su apoyo a los padres que se han mostrado contrarios a restricciones en los colegios y al uso de medidas para evitar la expansión de la covid, como llevar mascarilla en las aulas. «Lo que ha pasado y sigue pasando a nuestros niños en los últimos dos años es inadmisible. Pérdida de aprendizaje, aislamiento, ansiedad, depresión …», enumeró. Hizo hincapié en que los republicanos creen que «los padres importan». «Fue cierto antes de la pandemia y nunca ha sido más importante decirlo en voz alta, los padres importan», apuntó Reynolds, usando el mismo juego de palabras que el movimiento «Black Liver Matter» (las vidas negras importan). EFE ssa/pamp/cfa

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here