El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, renunció en medio de una avalancha de acusaciones de acoso sexual, un año después de que fuera aclamado por su liderazgo durante los días más oscuros del COVID-19.

“La mejor manera en que puedo ayudar ahora es si me hago a un lado y dejo que el gobierno vuelva a gobernar, y por lo tanto, eso es lo que haré”, dijo Cuomo.

Las declaraciones las ofreció durante su rueda de prensa diaria, donde ofrece los avances del COVID-19 y la vacunación en la ciudad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here