NUEVA ORLEANS – La DEA está alertando a todos los ciudadanos sobre un aumento en las muertes por sobredosis de drogas relacionadas con píldoras falsificadas que contienen el poderoso opioide sintético fentanilo. Fabricadas por el narcotráfico mexicano (DTO) y comercializadas como un medicamento como la oxicodona en el mercado de drogas ilícitas, estas píldoras pueden ser mortales. Una pastilla puede ser suficiente para matar a alguien. El fentanilo es un opioide sintético 100 veces más fuerte que la morfina. El análisis de laboratorio de la DEA ha identificado píldoras que van desde 0,02 miligramos hasta 5,1 miligramos de fentanilo por tableta, y el 26% de las píldoras falsificadas analizadas contienen una dosis letal de fentanilo. Una dosis mortal de fentanilo puede ser de tan solo 2 miligramos. 

Las píldoras falsificadas compradas en línea o a través de sitios web de redes sociales representan un grave peligro para la salud y la seguridad públicas. Estas píldoras pueden contener los ingredientes incorrectos, contener muy poco, demasiado o ningún ingrediente activo, o contener otros ingredientes ocultos potencialmente mortales, como fentanilo o metanfetamina. La DEA insta al público a obtener medicamentos recetados solo en farmacias con licencia estatal ubicadas en los Estados Unidos, donde la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos y las autoridades estatales pueden garantizar la calidad de la fabricación, el envasado, la distribución y el etiquetado de los medicamentos.

“Las píldoras falsificadas son extremadamente peligrosas, ya que a menudo contienen ingredientes tóxicos o ilícitos como el fentanilo, lo que aumenta la probabilidad de una sobredosis”, dijo Brad L. Byerley, agente especial a cargo de la División de Campo de Nueva Orleans de la DEA. “Las organizaciones mexicanas de tráfico de drogas (DTO) están introduciendo estas sustancias mortales en el mercado de drogas ilícitas para expandir su negocio entre la ya creciente población adicta a los opioides. La fabricación de estas píldoras con sustancias mortales como el fentanilo es un reflejo del mal con el que operan estos narcotraficantes para su beneficio. Los estadounidenses están muriendo en todo el país y aquí en Luisiana. A cualquiera que salga del sistema de salud para obtener medicamentos legítimos, le diría esto: No lo haga.

La DEA continuará trabajando con todos nuestros socios policiales federales, estatales y locales, examinando todos los detalles de informes disponibles sobre muertes por sobredosis para buscar pistas de investigación y determinar el origen de las píldoras falsificadas y su prevalencia actual en todo el estado. La DEA insta a la comunidad a compartir información sobre la disponibilidad de los opioides sintéticos a medida que surgen en los mercados de drogas locales con su agencia local de aplicación de la ley. La DEA continuará notificando al público sobre cualquier amenaza de drogas a medida que surja.