Salió ante cámaras para contar su experiencia. La modelo peruana Luciana Fuster ha protagonizado los primeros titulares del espectáculo luego de que se exponga en el programa de Magaly Medina un “ampay” donde se le ve compartiendo un momento romántico con el chico reality Patricio Parodi. Aunque meses antes se despertó el rumor de que ambos habrían empezado a conocerse de otra manera para ser más que amigo, esas imágenes terminaron de mostrar lo que ocurría lejos de las cámaras.
El video de Luciana y Patricio generó que otros programas de espectáculo opinaran, y sobre todo criticaran, sobre su acercamiento hacia el modelo, quien mantuvo una relación con Flavia Laos y que tenía una amistad con Fuster, pese a que tiempo después los integrantes de EEG descartaron cualquier vínculo entre ellas.
En un comunicado oficial compartido en su Instagram, ella compartió una serie de pedidos hacia las autoridades para que intercedan en la “campaña de bullying” en su contra por mostrar aspectos de su vida, tanto profesional como sentimental. Esta publicación se dio porque ella no toleró más los insultos, difamaciones y comentarios falsos sobre ella. Añadió que esto ha tenido un impacto negativo hasta en su trabajo porque los ‘haters’ escriben a las marcas para pedirles que ella deje de ser imagen.
ANTES DE LA FAMA
Cuando aún su nombre no era conocido en los medios de comunicación, Luciana Fuster inició una carrera como modelo a muy temprana edad. No pasó mucho para que participara en el casting masivo para el programa de Esto es guerra Teens, en el que apareció mostrando su talento al bailar flamenco. Esto convenció al jurado y le dieron luz verde para formar parte del elenco.
Su desempeño la llevó a ser incluida en el programa oficial con los ‘históricos’, en el que recibió el apoyo de Patricio Parodi y otros como sus mentores. Luego dio un cambio radical al formar parte de Combate y Titanes. Al acercarse al círculo de chicos reality, conoció a Austin Palao, su primera relación pública, la cual culminó en malos términos y dejando entrever que fue un romance con agresiones.
Meses más tarde oficializó su romance con Emilio Jaime, quien hasta ese momento era amigo de Austin. Ambos se alejaron cuando ‘Emil’ se convirtió en enamorado de la modelo. Es a partir de aquí en que comenzó a caerle una lluvia de críticas porque Jaime fue pareja de Flavia Laos, por lo que se hizo mención en reiteradas oportunidades al “código de amigas”.
Lo último que se mostró de su vida le ha traído más de una complicación al verse expuesta a los insultos y burlas en redes sociales. Un “ampay” de Magaly Medina la evidenció en medio de escenas cariñosas con Patricio Parodi, uno de los integrantes del reality Esto es guerra. Solo basta con ingresar a plataformas como Tiktok o Facebook para ver los memes y ediciones que tienen a Luciana Fuster como protagonista. Esto ha llegado a un nivel que no puede controlar, por lo que ha contado su malestar y ha pedido ayuda a las autoridades.
LIDIANDO CON EL BULLYING
Estar en medio de las críticas la ha llevado a revelar que viene siendo víctima de acoso cibernético, siendo objeto de burlas por su vida pública. Ella ha manifestado que pasa sus días encerrada en su habitación llorando y no puede salir a calle como habituaba por miedo a que la agredan físicamente.
Sus admiradores en las redes sociales le han expresado su preocupación al revelar cómo se siente actualmente, aconsejándole que acuda donde un especialistas para sobrellevar estos escenarios. Incluso, en algún momento su hermana usó sus plataformas para defenderla de los ataques de conductores de televisión.
SEGUIR LEYENDO

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here