Este jueves 24 de febrero llegaron al Senado de la República los nombramientos a embajador promovidos desde el ejecutivo federal, en donde sorprendió la ausencia de la terna para Panamá, en la cual se perfilaba a la senadora suplente Jesusa Rodríguez, así como dos ex gobernadores del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Olga Sánchez Cordero, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Senadores, fue la encargada de recibir los nombramientos del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), en donde figuran de otros partidos políticos ajenos a Movimiento Regeneración Nacional (Morena), líderes sociales, escritores y diplomáticos fueron la selección que será ratificada por este organismo legislativo.
Cabe destacar que en el caso particular de la representación diplomática mexicana en Panamá, la administración federal encabezada por AMLO ya tuvo dos propuestas que no procedieron. La primera fue del historiador Pedro Salmerón, quien tras acusaciones de acoso sexual fue rechazado por el país centroamericano.
Asimismo, la senadora suplente de Sánchez Cordero no fue incluida, de hecho el ejecutivo federal de México no presentó la propuesta oficial para Panamá ante el Senado de la República, por lo que se esperaría una nueva propuesta del mandatario nacional, de tal modo que la representación de México quedó así:
Brasil: Laura Esquivel, escritora.
España: Quirino Ordaz, exgobernador de Sinaloa (PRI).
Nicaragua: Guillermo Zamora y Villa, escritor y periodista.
Nogales, Arizona (Cónsul General): Marcos Moreno Báez.
República Dominicana: Carlos Miguel Aysa González, exgobernador de Campeche (PRI).
Santa Lucía: Luis Manuel López Moreno, diplomático de carrera.
Trinidad y Tobago: Víctor Hugo Morales Meléndez.
Venezuela: Leopoldo De Gyves de la Cruz, líder social.
Los ocho nombramientos serán valorados y votados por la Cámara Alta, ya que es un órgano facultado para hacerlo y cuyas responsabilidades contribuyen al equilibrio de poderes en el Estado mexicano; sin embargo, al tener una mayoría pro 4T, es de esperarse que los perfiles sean aprobados.
Sin embargo, existe una polémica más allá de los muros del Senado, esto porque los nombramientos de Quirino Ordaz y Carlos Miguel Aysa crearon un conato de tensión al interior del Revolucionario Institucional, ya que Alejandro Moreno, presidente nacional del PRI, había dicho que cuando Ordaz Coppel sea ratificado como embajador, éste será expulsado del partido.
Asimismo, esta misma lógica aplicaría para Aysa González, quien gobernó bajo la tutela del tricolor, pero que al terminar su mandato se “acercó” al gobierno de Morena, algo que fue mal visto tanto por la militancia del PRI como por su líder.
“Cómo Carlos Miguel Aysa, ex gobernador de Campeche, NO solicitó autorización al PRI para aceptar la propuesta del gobierno federal para ser embajador, también será expulsado del partido, como establecen los estatutos del partido”, publicó la periodista parlamentaria Leticia Robles de la Rosa en su cuenta oficial de Twitter.
Es de destacar que esta publicación es congruente con lo señalado por el presidente del PRI quien dijo que el oficialismo está tratando de seducir y persuadir a políticos de oposición que no tienen congruencia, que “no tienen compromiso con la militancia”. Finalmente, se debe de comprender que en materia electoral, el PRI y Morena rivalizan, por lo que el acercamiento de los priistas al partido guinda se toma como una deslealtad, aún más si se toma en cuenta que el PRI pretende ir en coalición con el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el 2024.
SEGUIR LEYENDO:

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here