Internacional
Barco de Open Arms
Agencias
El barco de la ONG española Open Arms ha sido sancionado por las autoridades italianas con el bloqueo de 20 días y una multa de 10.000 euros por haber obstaculizado a una patrullera libia durante el rescate de una embarcación de inmigrantes, ignorando también las instrucciones del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo.
El barco llegó este sábado a Crotone, en la región de Calabria, para desembarcar a los 57 migrantes que había rescatado el pasado viernes y allí fue sometido a una inspección y multado en base al decreto del ministerio del Interior que regula la labor de las organizaciones que rescatan a migrantes en el Mediterráneo, informaron los medios italianos.
En el puerto calabrés, la policía escuchó durante más de seis horas al comandante y a la tripulación del barco para denunciar una serie de incumplimientos que violaban el decreto conocido como Piantedosi, por el apellido del ministro del Interior del Gobierno ultraderechista de Giorgia Meloni.
Según dichos medios, las autoridades italianas recibieron un informe de Libia de que el Open Arms había obstaculizado a una de sus lanchas patrulleras durante el rescate de 45 personas que se encontraban en un barco en aguas de la zona de rescate de Libia, una intervención que también había sido negada por el Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo italiano.
Aunque las 45 personas finalmente fueron interceptadas y devueltas a Libia por la unidad naval de este país.
Miembros de la ONG Open Arms
El decreto Piantedosi ha endurecido las reglas para poder rescatar a los migrantes en el Mediterráneo central por lo que continuamente los barcos de las ONG están siendo bloqueados y multados.
El barco de la ONG española Open Arms llegó este sábado a Crotone, después de que debido al mal tiempo las autoridades italianas decidieron conceder un lugar más cercano para desembarcar a los 57 migrantes rescatados.
La ONG española había pedido a las autoridades italianas otro puerto más cercano al de Bríndisi (sur), que se encuentra a al menos otro día de navegación, debido a que estaba afrontando olas de hasta cuatro metros y vientos de 35 nudos.
El Open Arms rescató este viernes a 57 personas, 5 de ellas menores, en una nueva misión tras partir este miércoles desde el puerto de Salerno (sur) donde habían llegado tras otro rescate.
Esta asignación de puertos lejos de las zonas de rescate responde a una nueva estrategia del Gobierno italiano de la ultraderechista Giorgia Meloni de modo que los barcos deben dejar durante días la zona de salvamento y supone además un mayor gasto para las ONG.
El Gobierno asegura que se trata de una medida para aligerar la presión de la llegada de migrantes a los puertos sicilianos.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here