La santificación no le viene bien a la figura de Juan Pablo Duarte. Esa condición lo aleja enormemente de la realidad y del sentido de utilidad histórica de su figura y su rol. 

Juan Pablo Duarte fue un político y tenemos que repetirlo para que su principal rol jugado en la creación de la República Dominicana no sea obviado.

Él ha sido el líder político más exitoso de la vida nacional, pues nos ha dejado con los héroes fundadores y restauradores la nacionalidad dominicana. Es decir, una nación. Esa es la obra más significativa que se ha hecho sobre el territorio nacional.  

Fue un hombre honrado, comprometido y desprendido de bienes materiales; aferrado a sus ideas y su fe. 

Para honrarlo, emulémoslo

 

La entrada La condición de Duarte se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here