Economía
Guillermo Preckler, fundador y consejero delegado de Brickbro
Rosa Salvador
Barcelona
Brickbro se reinventa. La compañía tecnológica, que nació en 2018 gestionando la compra y reforma de locales comerciales, naves y oficinas para inversores, se ha reconvertido en una agencia online de compraventa y alquiler de locales comerciales. “Tras la pandemia vimos que nuestra fortaleza era nuestra tecnología y el conocimiento del mercado de locales comerciales, especialmente en ubicaciones secundarias de las principales ciudades, algo en los que hay muy pocos especialistas” señala su fundador y consejero delegado Guillermo Preckler.
La compañía cerrará este año con transacciones valoradas en más de 40 millones de euros, y con su primera oficina internacional en Francia, donde se ha asociado con un family office y ya opera en Lyon y Paris. “Nuestro objetivo -recuerda Preckler- es convertirnos en la agencia online de referencia en el sur de Europa”.
En su etapa inicial, hasta 2020, Bricbro gestionó más de 200 inversiones en Madrid y Barcelona, una quincena de ellas con aportaciones de pequeños ahorradores, con fórmulas de inversión participativa. La pandemia obligó a cambiar el modelo de negocio. “Pudimos vender bien todos los activos reformados, pero decidimos dejar las transacciones porque nos exigían más capital y nos exponía mucho a los vaivenes del mercado inmobiliario”, reconoció.
En 2021 la firma cerró una ronda de un millón de euros, liderada por Telegraph Hill Capital y el inversor californiano Plug & Play, con family offices e inversores locales, entre ellos Juan Velayos, ex consejero delegado de Renta Corporación y Neinor Homes, que participa también en el consejo.
La compañía prevé anunciar otra ronda, más grande, en las próximas semanas. Preckler señala que 2023 ha sido “un año complejo”, que cierra triplicando los 0,75 millones de euros de ingresos que logró el año pasado, aunque aún con pérdidas operativas (ebitda negativo). La firma emplea a 55 personas, la mayoría en su sede de Barcelona y con equipos de gestión de datos en Filipinas y Madrid. En París, en su joint venture con el family office de las panaderías Paul, tiene otras 5 personas.
“Tenemos una cuota de entre el 3%-4% en la intermediación de locales de Madrid y Barcelona y prevemos llegar al 7%”, señala. La empresa, que opera también en Valencia y Málaga, analiza el tráfico peatonal y de vehículos de las calles, los datos de los pagos con tarjeta de crédito que obtiene de entidades financieras, datos del registro de la propiedad sobre el número de transacciones y su importe, del mercado de alquileres y la legislación urbanística de cada ciudad. “Esto nos permite identificar bien el mejor inquilino para cada local, y el precio adecuado, de manera que cerramos el alquiler en 24 días y la venta en solo 57”, señala Preckler.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here