Internacional
Un hombre sostiene un arma durante una protesta contra la operación recientemente anunciada para salvaguardar el comercio y proteger los barcos en el Mar Rojo, en Saná
Agencias
El Cairo
Los rebeldes chiíes hutíes pidieron hoy a la Unión Europea (UE) que no echen «más leña al fuego» con la misión naval que probablemente se aprobará para ser desplegada en el mar Rojo y que, en lugar de ello, los países deberían moverse para «detener los crímenes» en la Franja de Gaza.
«En lugar de que los países de la Unión Europea se muevan para echar más leña al fuego, deberían moverse seriamente para detener los crímenes de genocidio en Gaza, y entonces detendremos todas nuestras operaciones militares de forma inmediata y automática», dijo Mohamed al Bukhaiti, miembro del buró político de los hutíes, en su cuenta oficial de la plataforma X. 
Los hutíes, también conocidos como Ansar Allah (o “partidarios de Dios”), son un grupo miliciano violento que controlan amplias partes del Yemen desde el inicio de la guerra civil en 2014. Sus milicias han lanzado numerosos ataques contra el transporte marítimo en el mar Rojo desde el estallido del conflicto entre Israel y el movimiento islamista Hamás en Gaza
Indicó que las sociedades europeas deben «darse cuenta de que los valores morales y humanos son fijos y no cambian según la nacionalidad y la religión de una persona, y su tratamiento de los mismos con una selectividad extrema que equivale a la esquizofrenia ampliará el alcance de las guerras en el mundo, que se extenderán a Europa».
Los hutíes atacan desde el pasado 19 de noviembre en el mar Rojo y el estrecho de Bab al Mandeb barcos que, según dicen, tienen vínculos con Israel.
«Sólo atacamos barcos vinculados a Israel, no con el objetivo de apresarlos o hundirlos, sino con el de cambiar su rumbo para aumentar el coste económico para Israel como carta de presión para que detenga sus crímenes en Gaza y permita la entrada de alimentos, medicinas y combustible a sus asediados residentes. Se trata de un acto legítimo, sobre todo porque estamos en estado de guerra con él», señaló.
Y añadió que si las tripulaciones de esos barcos «hubieran respondido a las instrucciones de nuestras fuerzas navales, no habrían sido detenidos ni bombardeados».
Los países de la UE se inclinan por que la misión naval que enviarán al mar Rojo tenga un carácter defensivo para proteger a las barcos mercantes de los ataques que puedan lanzarles los hutíes, pero no se plantean atacar Yemen, como hacen Estados Unidos y el Reino Unido, aunque su aprobación puede que no se dé este mes.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here