Internacional
Un avión ruso con 65 prisioneros ucranianos se estrella en Bélgorod 
Gonzalo Aragonés
Moscú. Corresponsal
La vuelta a casa de 65 prisioneros de guerra ucranianos se convirtió este miércoles en tragedia, según Rusia, que acusa a Ucrania de derribar el avión militar ruso en que viajaban, un Iliushin Il-76. El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró que formaban parte de un canje acordado y que iban a ser intercambiados por soldados rusos apresados por el Ejército ucraniano.
Es pronto para conocer la causa de lo ocurrido. Pero el diputado ruso Andréi Kartapólov, un general retirado que preside la Comisión de Defensa de la Duma, aseguró en una sesión de la Cámara Baja que el avión fue derribado por tres misiles de los que Occidente ha suministrado a Ucrania. Según él, los proyectiles habrían sido Patriot (de fabricación estadounidense) o IRIS-T (de fabricación alemana).
El avión ruso que se estrelló en Bélgorod (X)
Según el legislador, al avión siniestrado le seguía otro Il-76 con cerca de 80 prisioneros a bordo. Tras lo ocurrido, se le hizo regresar. Kartapólov aseguró, según cita Interfax, que este miércoles, 24 de enero, se iba a realizar un intercambio de prisioneros de guerra «192 por 192».
El diputado acusó a Ucrania de querer sabotear el canje. «Ha sido totalmente deliberado. Ellos sabían muy bien que el avión estaba en ruta, a dónde iba y los operadores (ucranianos) de sistemas de misiles tierra-aire no pueden confundir como objetivos aviones de transporte con aviones o helicópteros», dijo Kartapólov en la televisión del canal SHOT.
Los dos países eslavos libran la contienda armada más grave en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. El próximo mes se cumplirán dos años desde que el 24 de febrero de 2022 el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó a sus Fuerzas Armadas entrar en el país vecino.
El avión de transporte ruso se estrelló en el óblast de Bélgorod alrededor de las 11:00 de la mañana (las 09:00 en Barcelona), aseguró en un comunicado el Ministerio de Defensa. El gobernador regional, Viacheslav Gladkov, especificó con anterioridad que el suceso ocurrió en la comarca de Korocha, cuando anunció que viajaba urgentemente a esa zona porque se había producido un «incidente», y que ya trabajaban en el lugar investigadores y servicios de emergencia. El avión cayó en las inmediaciones del pueblo de Yablonovo, una población con unos 1.700 habitantes.
Por ser fronteriza con Ucrania, Bélgorod es la región rusa más castigada en este conflicto. A finales del año pasado, el 30 de diciembre, sufrió el mayor ataque de la artillería ucraniana contra territorio ruso, en un bombardeo que dejó 25 muertos, según Rusia.
Fue la respuesta ucraniana a un ataque aéreo masivo ruso contra varias ciudades ucranianas y que el día anterior provocó la muerte de 55 civiles, según Ucrania.
La nota castrense sobre el Il-76 indica que en el avión también viajaban seis tripulantes y tres militares rusos, a cargo de los prisioneros. Todos los ocupantes de la nave, 74 en total, perdieron la vida, confirmó el gobernador Gladkov.
Un vídeo publicado en Telegram por el canal Baza muestra una enorme aeronave cayendo contra el suelo y estallando en una enorme bola de fuego.
El presidente de la Duma, Viacheslav Volodin, anunció que la Cámara Baja del Parlamento ruso preparará una reclamación al Congreso de Estados Unidos y al Bundestag alemán, «de forma que los diputados por fin puedan ver claramente a quién están financiando, a quién están ayudando».
Según el político, próximo al presidente Putin, los ucranianos «derribaron con misiles americanos y alemanes a nuestros indefensos pilotos de un avión de transporte militar cuando llevaban a cabo una misión humanitaria». Aseguró, además, que Ucrania había «derribado a sus propios soldados en el aire. Sus madres, esposas e hijos les estaban esperando».
El medio de comunicación ucraniano Ukraínskaya Pravda citó en un primer momento fuentes militares ucranianas para asegurar que Kyiv había derribado el avión porque transportaba misiles para lanzaderas rusas S-300. Posteriormente rectificó y afirmó que no había otras fuentes que confirmasen esa información.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here