Tecnología
Si recibes este mensaje, no hagas clic en el enlace adjunto ni lo respondas.
Alicia Rivera
Las ciberestafas por Internet están a la orden del día y son cada vez más sofisticadas. Presuntos mensajes de nuestro banco o de una compañía de mensajería, falsos sorteos en los que supuestamente hemos salido ganadores, campañas benéficas fraudulentas… Nos toca afinar nuestro escepticismo y prestar la máxima atención a la hora de detectar estos fraudes para evitar ser víctimas de un engaño en la red.
Y es que cualquier hábito rutinario nos puede jugar una mala pasada. A menudo, las prisas o el tono urgente de muchas de estas comunicaciones nos hacen bajar la guardia y es entonces cuando los malhechores se hacen con nuestra información personal.
Es el caso de una de las últimas alertas de fraude de las que advierte el INCIBE (Instituto Nacional de Ciberseguridad). Se trata de un caso de smishing mediante el cual recibes un supuesto SMS de la Dirección General de Tráfico (DGT) advirtiéndote de una multa.
Esta ciberestafa consiste en la recepción de un SMS suplantando a la Dirección General de Tráfico. En el mensaje se informa a la víctima que debe revisar su expediente de infracciones debido a una multa de tráfico, mediante un enlace adjunto en el mensaje. El mensaje en cuestión presenta además errores ortográficos que evidencian que no se trata de una comunicación oficial. Al acceder a esta URL, el usuario es dirigido a una página web que imita la de la DGT, empleando incluso los logotipos corporativos de la entidad.
Allí el usuario se topará con un mensaje de advertencia sobre problemas para realizar el pago de la multa. Se le solicita entonces rellenar un formulario donde piden información personal como el nombre y apellidos, la dirección y otros datos. Una vez rellenado este formulario, la víctima es redirigida a una comprobación de su expediente vial falso, donde consta una multa a su nombre con todos los datos previamente facilitados.
Es entonces cuando el usuario accede a una nueva sección donde debe abonar el importe de la supuesta infracción, con una multa de 35 euros. Al rellenar la información de la tarjeta de crédito, los malhechores obtienen así toda tu información financiera bancaria.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here