España.- Este jueves el FC Barcelona confirmó que no hubo acuerdo y que por lo tanto Lionel Messi no seguirá siendo jugador del club. El futbolista había quedado libre tras el final de la temporada 2020/21, pero aún estaba negociando con la institución para renovar. Tras varias reuniones se confirmó que el ciclo ha culminado.

“A pesar de haberse llegado a un acuerdo entre el FC Barcelona y Leo Messi y con la clara intención de ambas partes de firmar un nuevo contrato en el día de hoy, no se podrá formalizar debido a obstáculos económicos y estructurales (normativa de La Liga española). Ante esta situación, Lionel Messi no continuará ligado al FC Barcelona. Las dos partes lamentan profundamente que finalmente no se puedan cumplir los deseos tanto del jugador como del Club”, señaló la institución en un comunicado. En el escrito emitido hoy, la dirigencia agregó: “El Barça quiere agradecer de todo corazón la aportación del jugador al engrandecimiento de la institución y le desea lo mejor en su vida personal y profesional”.

De esta manera, el Barcelona responsabilizó directamente a La Liga de España por no poder acordar con su máxima estrella. Es que el organismo es muy estricto con el límite salarial de cada club y por eso el conjunto catalán se había visto obligado a desprenderse de varios jugadores en un contexto de crisis en el mercado europeo (producto de la inactividad de 2020 por la pandemia del coronavirus), en donde a los equipos les cuesta realizar grandes incorporaciones.

El elenco blaugrana había anunciado en los últimos meses los arribos del neerlandés Memphis Depay, el español Eric García y de Sergio Kun Agüero, todos como agentes libres, en el marco de un plan que buscaba elevar el nivel de la plantilla. Pero no había podido vender a figuras como Ousmane Dembélé, Philippe Coutinho o Antoine Griezmann, cuyos salarios altos no condicen con su rendimiento. Por ese motivo, La Liga no iba aprobar la renovación de Messi, según aseguran los principales portales españoles.

Messi ahora tendrá que decidir su futuro. Con el club que lo vio nacer futbolísticamente ya descartado entre sus opciones, el goleador de 34 años cuenta con dos opciones sólidas que ya se habían barajado en 2020, cuando estuvo cerca de marcharse del Barcelona. Tanto el Manchester City como el París Saint-Germain (PSG) están interesados en su fichaje, sobre todo porque sería a “costo cero”, por lo que solamente deberían acordar su salario.

En el conjunto inglés lo espera nada menos que Pep Guardiola, el entrenador con el que se convirtió en el mejor futbolista del planeta y con el que ganó dos Champions League, entre varios títulos. Pero en el cuadro galo lo esperan varios de sus amigos: Ángel Di María, Neymar y Leandro Paredes, con quienes incluso disfrutó parte de sus últimas vacaciones. Además, ambos clubes cuentan con planteles conformados para conquistar Europa, el gran sueño que desvela a La Pulga.