Santo Domingo, DN.- Cientos de feligreses que por algún motivo no acudieron al Santo Centro en La Vega, se dieron cita en la Iglesia Nuestra Señora de Las Mercedes, con motivo del Día de la Virgen patrona de los dominicanos.

Allí muchos agradecían favores, pedían milagros o simplemente rendían devoción a la Virgen.

Mientras algunos aprovechaban la fecha para pedir un milagro a la Virgen, otros daban gracias y ofrecían su testimonio sobre algún milagro recibido. Es el caso de Cecilia Ovando, quien con los ojos aguados recuerda como hace diez años la Virgen salvó a pequeño de morir durante su nacimiento.

Aunque la Virgen de las Mercedes es la Patrona del pueblo dominicano, además es venerada en otros países, por lo que extranjeros residentes en República Dominicana también piden sus milagritos.

La fecha también es propicia para la venta de artículos alusivos a la Virgen.

Mientras que a unos los mueve la fe, a algunos el agradecimiento y a otros la necesidad de algún favor, otros aprovechan el templo para decir limosnas.

Los católicos insisten aclarar que la Virgen María y Las Mercedes no son distintivas, sino que la segunda es una advocación de la primera.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here