El coordinador de asuntos políticos del Partido Fuerza del Pueblo, Radhames Jiménez Peña, planteó la noche de este lunes que debe producirse un diálogo entre los Gobiernos de Haití y República Dominicana, a los fines de buscar una salida con relación a los derechos de las aguas del río Masacre.

Al concluir una reunión ordinaria de la Dirección Política del partido verde, sostuvo que esa situación tiene que ver con la soberanía nacional, por lo que el Gobierno dominicano tiene que implicarse.

Las reacciones del político se dan a raíz de que el Gobierno de Haití proyecta construir un canal de riego para suplir de agua a agricultores y personas en sus hogares, pero con la agravante de que desviaría un importante trayecto de la parte dominicana del río Masacre.

El vicegobernador del Departamento Noroeste de Haití, Louis Joseph, pidió comprensión al pueblo dominicano porque a su juicio esas aguas las necesitan los haitianos.

El río Masacre nace en la montaña Pico del Gallo, en Loma de Cabrera, provincia de Dajabón, y desemboca en la bahía de Manzanillo, Monte Cristi.

Joseph argumentó que en Dosmonds, Juana Méndez, Fort Liberté y otras zonas haitianas cercanas a la frontera dominicana de Dajabón, muchas personas viven de la agricultura y no disponen de agua para satisfacer sus necesidades.

El presidente de Haití, Jovenel Moise, habría ordenado la construcción del canal de riego.