En cuanto a la cartera de crédito comercial, por cada RD$100 adeudados por un hombre, la mujer tenía un crédito de RD$25 a finales de 2020.

SANTO DOMINGO, República Dominicana. – A pesar de disponer de una mayor cantidad de cuentas de ahorros y a plazos, las mujeres dominicanas poseen depósitos inferiores a los de sus pares masculinos en un 42.9%, tanto en pesos dominicanos como en monedas extranjeras. 

El dato se desprende del primer informe Género en el sector bancario, presentado por la Superintendencia de Bancos (SB)durante un conversatorio virtual que contó con la presencia de reputados expertos internacionales versados en la materia. 

La actividad contó con la participación de Alejandro Fernández W., superintendente de Bancos; Mayra Jiménez, ministra de la Mujer; Eric Parrado, economista jefe y gerente general del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Helen Walbey, jefa de Finanzas Inclusivas de Género de la Alianza para la Inclusión Financiera (AFI).

Asimismio, Bernardita Piedrabuena, comisionada para el Mercado Financiero de Chile; Carolina Cárdenas, representante residente para la República Dominicana y Haití de la Corporación Financiera Internacional; Natalia Ospina, subdirectora de Investigación del Foro Oficial de Instituciones Monetarias y Financieras; con la moderación de Anniete Conh Lois, directora de Fortalecimiento Institucional de la SB. 

En general, por cada 100 cuentas con titulares masculinos en las entidades de intermediación financiera, había 106 con titulares femeninos a diciembre de 2020.

En los casos de cuentas de ahorros y a plazos, la proporción de cuentas de mujeres es aún mayor, ubicándose en 109 y 139 por cada 100 en posesión masculina. Mientras que la participación de las mujeres como titulares de cuentas corrientes es de 68 por cada 100 cuentas cuyo titular es masculino en el citado período.

Principales hallazgos en acceso a créditos

Al finalizar 2020, la cobertura del crédito en la población adulta era de un 27%, mostrando un comportamiento similar entre hombres y mujeres. Esto es consistente con datos del Global Findex 2017 del Banco Mundial, que especifica que el uso poblacional del crédito suele promediar cerca del 20% en países en vías de desarrollo.

Al desagregar la cantidad de créditos por tipo, los datos obtenidos muestran que el 45.7% de los préstamos de consumo correspondían a deudoras y el 54.3% restante a deudores, mostrando una diferencia de 8.6 puntos porcentuales. Esto refleja un avance en la reducción de la brecha, ya que en 2013 la diferencia era de 14 puntos porcentuales. 

Respecto a las tarjetas de crédito, la distancia entre cantidad de deudores y deudoras se redujo a 3.0 puntos porcentuales. No obstante, aunque la disparidad en el acceso a este tipo de producto presenta una tendencia a la baja, la brecha del monto aprobado ha ido en aumento. En 2013, el monto promedio aprobado a una mujer representaba un 71.6% del aprobado a un hombre, pero al finalizar 2020 se colocó en un 64.9%. 

La cartera de crédito hipotecaria es la que presenta mayor aproximación a la paridad de género en distribución de créditos vigentes y el monto adeudado. De esta manera, mayor proporción de mujeres optan por créditos para viviendas de bajo costo (54.4%) y tienen una participación importante en los créditos para primera vivienda (48%). 

Sin embargo, se observa una mayor participación masculina en la cartera para la adquisición de una segunda vivienda o de veraneo (59.5%), así como con fines de remodelación (55.3%). Además, mayor porcentaje de mujeres tienen un crédito hipotecario sin codeudor, alcanzando el 76.2% del total de los préstamos hipotecarios dirigidos a la población de este género. Mientras que en la cartera masculina este porcentaje es de 63.1%. 

En los créditos comerciales se observa la mayor brecha de género tanto en la cantidad de deudores como en el tamaño de las carteras. Por cada RD$100 adeudados por un hombre para fines comerciales, la mujer tenía un crédito de casi RD$25 a finales de 2020.

Finalmente, al observar la cartera de microcrédito, se identifica que este es un tipo de instrumento que cuenta con una participación femenina superior a la masculina. Por cada 100 deudores de microcréditos, se reportaron 135 deudoras, y por cada RD$100 adeudados por los microempresarios masculinos, las femeninas debían RD$112 al 2020.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here