Gobierno llega a su primer año entre la pandemia y cuestionamientos a funcionarios.

Se acerca el 16 de Agosto, fecha en la que el Gobierno del presidente, Luis Abinader, cumple su primer año al frente de los destinos de la nación. Un año que ha sido marcado por la respuesta de las autoridades a las consecuencias generadas por la pandemia de la COVID-19 y el resurgir de la vida nacional en aspectos tan importantes como el comercio y el turismo para la reactivación económica.

Lejos del tema de la pandemia, el primer año del Gobierno se vio ensombrecido por algunos “Cuestionables” actos de sus funcionarios que o pusieron a disposición del Poder Ejecutivo sus cargos o bien fueron destituidos directamente, unos por comportamiento poco ético y otros por razones que a meses de su desvinculación del tren gubernamental aún se desconocen.

Lo cierto es que contrario a lo que tienen por costumbre los gobiernos del país, Luis Abinader, no esperó si quiera un año para realizar cambios en su gabinete, destacando los de los ministerios de Salud Pública y Asistencia Social y el de la Juventud. En el primero se dio la destitución del ministro Plutarco Arias, colocando al frente de la institución a Daniel Rivera, y en el segundo Kinsberly Taveras quien fue sustituida por Luz del Alba Jiménez, además de otros casos de menor incidencia mediática -aunque de mayor gravedad moral y social dependiendo desde dónde y cómo se mire- como los casos de los exdirectores de los Institutos Agrario Dominicano (IAD), Leonardo Faña y el Técnico Superior Comunitario (ITSC), José Sánchez, separados de sus respectivos cargos por acusaciones de acoso sexual (pendientes de una decisión final en la justicia).

Recientemente durante una entrevista en el programa Telematutino 11 el ministro administrativo de la presidencia, José Ignacio Paliza, atribuyó las especulaciones de cambios para este 16 de agosto a “Rumores” que siempre surgen y que “No son del todo cierto” dejando así abierta la posibilidad de que sí ocurran algunos cambios, aunque tal vez no en la medida que se espera.

Gobernador del Banco Central de la República Dominicana (BCRD), Héctor Valdez Albizu.

Uno de los cambios en el tren gubernamental sobre el cuál se especula con más fuerza es el del gobernador del Banco CentralHéctor Valdez Albizu, ya que él es un funcionario que sobrevivió al cambio del Gobierno viniendo desde la pasada gestión del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), debido a las “Delicadas” condiciones en las que el PRM recibió las riendas del país gracias, precisamente a las consecuencias de la pandemia de la COVID-19 y a que no era prudente en ese momento cambiar la política macroeconómica o poner al frente de esta a alguien que careciera del contexto adecuado para el manejo económico de la nación.

Empero, a 12 meses del cambio de autoridades y con un mejor clima y alentadoras esperanzas para la economía nacional (según las autoridades) es posible que el presidente Abinader tenga en la mira a alguien de mayor confianza y más “Aceptado” Dentro de las filas del partido del Gobierno.

No obstante, para la politólogaRosario Espinal, si el presidente Luis Abinader realiza cambios en su gobierno este 16 de agosto estaría enviando una “Mala señal” ya que admitiría que “Cometió errores”.

Politóloga Rosario Espinal.

“Todos los presidentes cometen errores de selección, igual que cualquier gerente que emplea personal. No pienso que haya grandes cambios ni que deban esperarse…si ocurren me sorprenderían y enviarían una mala señal”, dijo Espinal al Hoy Digital.

Otro factor que genera incertidumbre sobre las posibilidades de cambio en el Gobierno es la reingeniería a la que han sido sometidas algunas instituciones del Estado y la creación de nuevos ministerios que se sumarían a los 24 existentes, pues en casos como el proyecto en carpeta de un Ministerio de Asistencia Social se agruparía iniciativas de la Presidencia que tienen varios funcionarios al frente de programas que trabajan con un mismo sector.

Además, sectores especulan con el hecho de que las bases del partido de Gobierno no están contentas con algunos funcionarios que se “Niegan a escuchar sus reclamos” y “Responder sus solicitudes” y que esto sería el caldo de cultivo para realizar los cambios.

Politólogo Jesús Bueno.

Contrario a lo que sostiene la politóloga Rosario Espinal, el doctor Jesús Bueno, también politólogo, entiende que es necesario que Luis Abinader realice cambios en su gobierno que le ayuden a recuperar la popularidad que ha venido perdiendo en estos últimos meses de gestión.

Bueno considera que en casos como el desacuerdo entre la República Dominicana y la República de Haití con el manejo del Río Masacre (en la zona fronteriza) el ministro de relaciones exteriores, Roberto Álvarez, “Brilló por su ausencia”.

“El presidente necesita ministros que se dediquen a tiempo completo para lograr la recuperación sanitaria y económica del país”, dijo Bueno en declaraciones al Hoy Digital.

Felipe Vallejos, experto en Comunicación Política.

De su lado, el experto en comunicación políticaFelipe Vallejos, sitúa sus opiniones en un punto medio, respecto a Rosario y Bueno y considera que debido a las condiciones de este primer año de Gobierno “En el que se han dado suficientes luces”, este “Envejece mucho más rápido” por lo que la presión política lo haría mover algunas fichas para mantenerse fresco.

“Tampoco creo que hará movimientos de fichas muy importantes porque eso implicaría reconocer que la situación del primer año no ha funcionado. Tiene que ser un movimiento estratégico, que descomprima el ambiente, pero no uno demasiado importante porque eso enviaría el mensaje incorrecto”, enfatizó Vallejos.

Hay quienes aseguran que si bien es cierto que Luis Abinader podría anunciar cambios en su tren gubernamental este no abordaría el tema en la rendición de cuentas del primer año, sino días después.    

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here