Ciberseguridad
Las nueva función de seguridad de Android.
Alexandra Roiba
Es una realidad que los ciberdelincuentes se encuentran constantemente mejorando sus técnicas, e ideando nuevas estrategias, para conseguir superar las fronteras de ciberseguridad de los dispositivos que se conectan a la red. Por ello, estas defensas deben igualmente mantenerse en continua mejora. Bien lo sabe Android, principal proveedor de sistemas operativos del mundo, con más de 3.000 millones de dispositivos activos. De modo que, cada nueva versión, viene mejor equipada para combatir los malware y cualquier otra amenaza. Y, en el caso del Android 13 y el 14, se introdujo una novedad.
Se trata de la función Configuración restringida, con la que se pretende aumentar la seguridad del dispositivo teniendo en cuenta una serie de parámetros. Una vez estos son analizados al momento, se determina el riesgo al que se ve sometido el dispositivo y las medidas de contingencia oportunas que este sistema debe emprender. Es decir, esta vez es el sistema quien toma las decisiones, en lugar del usuario.
Una de las actividades más comunes entre los usuarios consiste en descargarse aplicaciones directamente en el dispositivo en uso. Cuando esto sucede, el sistema envía una alerta al individuo para avisar de cuáles son las funciones del terminal a las que dicha aplicación está pidiendo acceso. Por ejemplo, la cámara, la localización, las notificaciones, entre otras muchas. En ese momento, el usuario se encarga de decidir cuáles activa y cuáles no. O lo que es lo mismo, a qué tipo de herramientas del dispositivo permite el control a dicha aplicación. Una decisión que incluso puede revertirse en cualquier momento, tan solo hay que acudir al apartado de Ajustes.
Sin embargo, esto no sucede con los sistemas operativos Android de las versiones 13 y 14. La principal diferencia es que el usuario no es el que toma la decisión, sino que lo hace el propio sistema operativo. Cuando los usuarios instalan aplicaciones desde archivos APK, será Android quien determine si se deben o no otorgar permisos que están considerados como peligrosos. Si el riesgo analizado por el sistema es el suficiente, directamente los restringirá. Y no es algo que el usuario pueda modificar, como en el anterior supuesto. Incluso si se decide acceder a los ajustes para cambiarlo, lo que aparecerá será un mensaje de ”Configuración restringida”, alertando de que no se puede modificar.
Concretamente, existen dos aspectos especialmente peligrosos que el Android 13 y 14 no dudará en restringir de ser necesario. Estos son los accesos a la Accesibilidad y a las notificaciones del dispositivo, debido al riesgo que implica para la privacidad del usuario y la seguridad de su dispositivo. A través de estos dos tipos de accesos, un malware podría acceder a la información del usuario presente en el terminal.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here