Economía
La ministra Mónica García
Jaume Masdeu
Madrid
Patronal y sindicatos rechazan la opción que planteó Sanidad de que los trabajadores puedan decidir su propia baja durante los primeros tres días de una enfermedad leve. Una solución de emergencia para evitar que se sature la atención primaria. Los agentes sociales se oponen tanto por motivos de fondo, cuestionando la medida, como también y muy especialmente, por la forma, porque el Gobierno lanza anuncios sin contactar previamente con los agentes sociales. Una queja que ya se ha repetido en más ocasiones.
Por parte de la patronal, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, criticó que el Ministerio de Sanidad haya lanzado un titular sin contactar ni con las comunidades ni con los agentes sociales, y reiteró que lo que se podría hacer es pedir la colaboración de las mutuas y de la sanidad privada en situaciones específicas, como ya se hizo durante la pandemia. “Lo normal es que cualquier trabajador tenga derecho a un sanitario, a un médico que le atienda. Lo primero que hay que pensar es en las personas”, afirmó Garamendi insistiendo también en el riesgo de que esta iniciativa fomente el absentismo. Afirmó que las empresas tienen derecho a un control porque el absentismo está disparado y tiene un coste para la economía.
Foment del Treball también se ha opuesto a esta medida. La patronal catalana se adelantó y ya el lunes afirmó en un comunicado que “la concesión de bajas sin un chequeo médico de la persona afectada no tiene ningún tipo de cobertura jurídica y supone una falta de garantías para las personas trabajadoras que no reciben la atención médica necesaria, y para las empresas, que deberían asumir determinados supuestos fraudulentos”.
Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, calificó de irresponsabilidad anunciar esta iniciativa sin explicaciones claras al respecto. Consideró que la forma en que se ha planteado el tema genera incertidumbre. “¿Esto cómo funciona? ¿Qué va a pasar? Claro, generar esta incertidumbre a mí me parece una cierta irresponsabilidad”, afirmó Álvarez.
Su posición va en la línea del comunicado de su sindicato, en el que se recuerda que es un tema sensible, que debe ser consultado con los agentes sociales y que aplicarlo sería complicado en un sistema diseñado para operar a partir de una consulta médica inicial.
En una línea parecida, desde CC.OO. también se quejaron de no ser consultados y recordaron que lo fundamental no es tanto agilizar las autobajas, sino agilizar la atención sanitaria para las personas que están enfermas.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here