Tecnología
Ahora Windows permite desinstalar apps instaladas por defecto.
Alicia Rivera
Los ordenadores con el sistema operativo Windows incorporan por defecto una larga lista de aplicaciones que vienen instaladas en los dispositivos. Algunas de ellas pertenecen a Microsoft, mientras que otras corresponden a terceros que pagan por aparecer dentro de Windows. Hasta hace relativamente poco, estas aplicaciones preinstaladas no se podían eliminar.
Sin embargo, Microsoft ha introducido recientemente una actualización en Windows que permite desinstalar aplicaciones, impulsado por la Ley de Mercados Digitales. Esto no solo te permite personalizar al máximo las funcionalidades de tu ordenador y su menú de aplicaciones, sino que además podrás ahorrar espacio en tus dispositivos, al deshacerte de todas aquellas apps que no necesites y no utilices.
Para consultar el listado completo de las aplicaciones que forman parte de tu Windows 11, puedes acceder a ‘Configuración’, luego hacer clic en ‘Aplicaciones’ y finalmente dirigirte a ‘Aplicaciones instaladas’. Una vez aquí, puedes clicar con el botón izquierdo sobre el icono de cualquier app que no quieras y pulsar la opción de desinstalar.
Las aplicaciones que te conviene desinstalar en Windows dependerán en gran medida de cuáles usas y cuáles no, algo muy personal. Por ejemplo, habrá quienes sean fieles a Microsoft OneNote, mientras que otras personas recurrirán a otras herramientas para organizarse y escribir notas. Lo mismo ocurre con Paint, una app mítica que algunos usan para entretenerse, dar forma a proyectos artísticos o bien realizar conversiones de formato en documentos y editar fotografías. No obstante, otros usuarios la considerarán imprescindible.
Al margen de estas consideraciones, sí es cierto que hay una serie de aplicaciones que podrían catalogarse como innecesarias y obsoletas, lo que las convierte en las candidatas perfectas para ser desinstaladas si te estorban, estás intentando organizar tu ordenador o necesitas espacio de almacenamiento.
Entre ellas podríamos apuntar a Microsoft To Do, pues en el mercado existen apps mucho más eficientes para organizar las tareas. Películas y Televisión tampoco es tan útil, teniendo en cuenta que solemos recurrir a otros servicios de streaming más completos y populares.
La app Xbox Live es totalmente innecesaria para los usuarios que no juegan a esta videoconsola. También puedes prescindir de Noticias y Tiempo, pues hace años que Microsoft no las actualiza. Asimismo, Cortana está ya en desuso y no se puede utilizar, por lo que no tiene mucho sentido conservarla. Por último, las aplicaciones Correo, Calendario y Personas se aúnan ahora por el nuevo Outlook, de modo que no son tan necesarias.
Ahora bien, no te preocupes si desinstalas una aplicación y más adelante la echas en falta. Siempre puedes volver a instalarla desde la Microsoft Store, la cual es también necesaria para mantener actualizadas las demás aplicaciones descargadas.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here