Tecnología
Aplicación de ChatGPT para teléfonos móviles 
Ramón Peco
Hace poco, ChatGPT cumplía un año con unos datos impresionantes: más de 4 millones de usuarios mensuales en España, según un estudio de la consultor GfK DAM. Pero, ¿que hay detrás de estos datos recogidos a grosso modo? Si bien es cierto que Open AI ha comenzado a hacerse un hueco importante entre las herramientas digitales que usamos, un vistazo más detallado nos lleva a una conclusión algo contradictoria: en lo que se refiere a su empleo efectivo no es un servicio que despierte un enorme entusiasmo. 
Cada usuario de ChatGPT en España pasa un par de horas al mes utilizándolo. No es una cifra despreciable. Equivale al tiempo que pasaríamos viendo una película en el cine. Pero lo que refleja este dato es que el uso de ChatGPT está lejos de ser algo cotidiano.
La inmensa mayoría de usuarios de ChatGPT lo usan en el ordenador
Según el análisis del medidor GfK DAM,  ChatGPT en España ha pasado de 1,4 millones de usuarios mensuales en diciembre de 2022, en el momento de su impactante lanzamiento, a esos más de 4 millones en octubre de 2023. 
Un buen ritmo, muy superior al de otros servicios online en sus inicios que hoy son de uso masivo. Pero es importante tener en cuenta que esta herramienta de OpenAI ha aterrizado en un Internet muy fértil, con grandes velocidades de conexión a la red y una amplia gama de dispositivos capaces de ejecutar aplicaciones en la red.
Un poco de perspectiva. El  94% de los españoles que usan habitualmente Internet; nueve de cada diez utiliza WhatsApp. La mayoría lo consultan más de una vez al día. En el caso de las redes sociales, las cifras no son tan apabullantes, pero superan con mucho al número de usuarios y el tiempo de uso de ChatGPT en la actualidad.
Esos cuatro millones de personas que usan ChatGPT en España, son un 12 % de los usuarios de Internet (33,5 millones). Una buena cifra para un primer año de vida, pero veremos qué depara el futuro. Sea como sea, lo cierto es que solo una minoría de personas usa la inteligencia artificial de OpenAI, la más popular con diferencia dentro del abanico de los servicios online de inteligencia artificial generativa.
Gemini, la IA de Google que pretende competir con ChatGPT, verá la luz en 2024
Otro dato importante. El principal competidor, Bard de Google, sólo lleva cinco meses en España y Google no ha hecho de momento un gran esfuerzo por integrar el servicio en nuestras rutinas diarias. Aunque lo hará muy pronto, y con un detalle muy relevante: Gemini Nano, una de las tres versiones de la inteligencia artificial que llegará en 2024 de la mano de Google, se podrá ejecutar directamente en nuestro teléfono móvil, sin necesidad de conectarse a la nube. Tendremos una “IA de bolsillo”.
Es un poco injusto comparar ChatGPT con una herramienta de comunicación como WhatsApp o una red social. Pero hay indicios que parecen refutar que esta IA pueda seguir creciendo a este ritmo en el futuro si no cambian las cosas.
Casi nadie usa ChatGPT con la app del teléfono. Y esto es insólito en 2023. ChatGPT es consultado por los usuarios de España solo 12 minutos desde el teléfono móvil al mes. Una cifra muy tímida que nos habla mucho de la percepción que hoy tenemos de los chatbots conversacionales.
ChatGPT sigue anclado al terreno de la productividad y del trabajo. Solo eso explica que la inmensa mayoría de personas lo usen con el navegador del ordenador. Además, hay que tener en cuenta que el precio de su versión de pago es muy elevado para los estándares de Internet.
Pagar 22 euros al mes por ChatGPT Plus, que incluye ChatGPT 4 con conexión a la red y acceso a la herramienta de creación de imágenes Dall-E, no es algo que ayude a la expansión de esta inteligencia artificial. El plan más caro de Netflix vale 18 euros, por ejemplo.
Y aquí puede estar gran parte del problema: ¿paara que vamos a usar una IA que no puede trabajar con datos actualizados si no pasamos por caja? Como dijimos en su momento, Google puede tener más posibilidades de ampliar la base de usuarios de la IA si sigue ofreciendo Bard gratuitamente. 
Sobre todo porque Bard ya incorpora el nuevo motor Gemini, al menos en su versión para Estados Unidos, y está conectada a la red. Incluso en la versión más primitiva. Además, Google planea expandir Bard por todo su ecosistema de servicios.
Que ChatGPT sea aún un servicio minoritario puede deberse a otros motivos. Un par de preguntas retóricas: ¿De verdad nos parece útil ChatGPT teniendo en cuenta la gran cantidad de errores que comete? ¿Sabemos integrarlo en nuestra cotidianeidad? Todo apunta a que de momento no sabemos muy bien en qué nos puede ayudar de verdad ChatGPT.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here